Qué es Sandblasting o Chorro de Arena?

La palabra “sanblast” proviene de los vocablos en inglés “sand” que significa arena y “blast” que significa presión, lo cual el término hace referencia a la técnica llamada “arena o presión” o lo que también es conocido como “chorro de arena” o “arenado”, sin embargo este sistema no emplea necesariamente arena para su funcionamiento pues puede utilizar diversos abrasivos a presión.

En el sandblasting o chorro de arena se utiliza en la limpieza de una superficie por la acción de aire comprimido para propulsar partículas abrasivas granulados a altas velocidades por medio de una boquilla.

La técnica se realiza en el acero, la fundición y las aleaciones metálica en general, así como en otros materiales como madera, vidrios, cerámicas, piedras, losas, acrílicos y mármoles.

Se usa en la industria mecánica como en la construcción, siempre con el fin de limpiar estructuras metálicas y protegerlas de la oxidación.

El sandblasting no solo utiliza arena para su funcionamiento, ya que existen abrasivos como sustituto tales como:

  • Arena sílica
  • Óxido de aluminio
  • Perla de vidrio
  • Carburo de silicio
  • Abrasivo plástico
  • Bicarbonato de sodio
  • Granate
  • Escoria de cobre
  • Granalla de acero, entre otros

La técnica de arenado a presión o comúnmente conocida por su nombre en inglés, “Sand Blast”, es un recurso que optimiza tiempos y procesos de trabajo en casi todo tipo de industrias como la química, metalmecánica, automotriz, constructoras o petroleras entre muchas otras. Existen un sinfín de labores de corte industrial donde se aplica el sandblasting.

Esencialmente, este sistema de lanzamiento de arena o de materiales abrasivos a presión es utilizado para remover impurezas u oxidación en diversos tipos de superficies, ya sea para limpieza o para prepararlas ante un proceso de pintura.

También se emplea en carpintería para darle a la madera un efecto avejentado o, en herrería, para matizar y pulir metales opacos.